La Luna Mezcal
La Luna Mezcal

Mezcal mexicano

Hace una década el mezcal mexicano era un licor poco conocido fuera de algunas zonas de México. No era muy consumido ni considerado como un producto de prestigio o interés. Su reputación era básicamente mala y era considerado como un alcohol para obreros y campesinos.

El mezcal era originalmente un destilado que se daba a los mineros como parte de sus beneficios laborales. El alcohol les daba seguramente más ánimo y mayor resistencia frente a las arduas y cansadas labores de las minas. Actualmente, esto ha cambiado y el mezcal se ha convertido en una bebida en tendencia que por fin es reconocida por sus cualidades como producto orgánico y artesanal.

¿Qué es el mezcal en México?

El mezcal es un trago de origen mexicano que desde hace más de una década está destacando a nivel internacional. Este elixir cargado de tradición e historia es creado por la destilación del corazón del agave, una planta muy parecida a la penca.

Agave, viene del griego agavé que significa noble, ilustre y admirable; ningún otro nombre podría quedarle mejor a la planta responsable de este mítico y encantador elixir.

Así como las uvas en el vino, también existen muchos tipos de agaves. Cada uno le da al mezcal mexicano un sabor y aroma únicos. Existen más de 20 variedades que pueden darle vida, una de las más usadas y conocidas es el agave angustifolia más conocido como espadín.

¿Cómo surgió el mezcal en México?

El mezcal mexicano se produce en casi todos los lugares del país donde hay agaves. Son famosos los mezcales norteños y los de Oaxaca; de hecho Santiago Matatlán, municipio de este estado, es considerada la capital mundial del mezcal.

De esa impresionante región proviene el mezcal artesanal joven As de Piedra, el cual posee un aroma ahumado sutil y cuenta con un extraordinario balance entre minerales, madera y agave cocido, con finos detalles herbáceos.

El tiempo de maduración del agave es de 3 años y se cuece de manera artesanal en un horno de piedra con ocote, mezquite y encino molido. Sin duda, una tradición ancestral que vale la pena saborear.

Historia del mezcal

Mezcal es el nombre común otorgado desde hace al menos 400 años a las bebidas obtenidas de la destilación de los mostos fermentados de las piñas o cabezas cocidas de maguey o agave.

Con la conquista y colonización europea los derivados del maguey tuvieron un incremento. El pulque dejó de ser una bebida ritual, además de recibir un impulso considerable para venderlo. Los europeos a su vez iniciaron la destilación de otros agaves con los que elaboran aguardientes denominados mezcales.

Entre 28 y 39 especies de agave han sido empleadas tradicionalmente para elaborar mezcal mexicano en por lo menos 26 estados del país. Existen gran cantidad de mezcales según la especie, combinación, instrumentos y procesos de elaboración que cambian de una región a otra: tequila, bacanora, raicilla, minero, de pechuga, tobalá, tuche y tuxca son solo algunos nombres locales de mezcales.

Las diferencias en los procesos están dadas por los recipientes usados para la fermentación, la destilación y el reposo (barro, madera, troncos, cueros, vidrio, roca y cobre) y los aditivos (carne, frutas, insectos y especias), de acuerdo con cada tradición.

Tipos de mezcales

Como ya lo mencionamos, existen gran variedad de especies de agave y procesos para elaborar mezcal mexicano

  • Mezcal joven o blanco: Es embotellado después de su destilación y no está sujeto a ningún tipo de reposo, maduración o añejamiento.
  • Mezcal añejo: Contenido más de 12 meses en recipientes de madera, en un espacio con condiciones estables de temperatura y humedad.
  • Mezcal madurado en vidrio: Contenido en recipientes de vidrio más de 12 meses. Tiene que estar bajo tierra o en un espacio en condiciones estables de oscuridad, temperatura y humedad. Debe estar guardado en recipientes de vidrio mayores a 5 litros y menores de 20 para su certificación.

En varias comunidades del país en donde se elabora este último mezcal mexicano es muy común consumirlo en los festejos. Lo elabora el maestro mezcalero que es quien lo madura o  también lo puede hacer quien tenga un espacio donde lo pueda madurar.

La Luna Mezcal, un mezcal mexicano 

La Luna Mezcal se origina en una de las regiones más abundantes de México. Desde el mar bravío hasta los bosques santuarios de mariposas monarcas, Michoacán. Cuenta una historia de tradiciones, cultura y artesanía. El cuento de esta tierra sigue en La Luna y los paisajes de ensueño alrededor de nuestras vinatas.

Con producción enclavada en las regiones verdes y montañosas de Michoacán México, La Luna Mezcal destaca la mano de obra y dedicación que lleva generaciones de familias produciendo mezcal artesanal y ancestral.

Debajo de La Luna, a altitudes de más de 2 mil metros, los magueyes silvestres y semi cultivados están jimados una vez que llegan a madurez. Luego se cosen las piñas en un horno cónico excavado en la tierra forrado con piedras y avivado con encino verde de una fuente sustentable.

Después maceramos las piñas y las fermentamos al aire libre en tinas de madera antes de dos etapas de destilación en un cazo de cobre y un alambique de pino de manera ancestral en un alambique de barro. ¿Qué te parece este increíble proceso?

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp

Mensajes recientes

Mezcal artesanal

En la elaboración del mezcal es posible hacer una diferenciación de acuerdo a su proceso de elaboración: industrial, ancestral y

Ver más »

Mezcal Joven

El Mezcal es una bebida tradicional mexicana que data del siglo XVI, pero que tomó un mayor impulso hasta la

Ver más »

Mezcal mexicano

Hace una década el mezcal mexicano era un licor poco conocido fuera de algunas zonas de México. No era muy

Ver más »

Deja un comentario